Perfiles de los alcohólicos.

Todos sabemos que hay un pedo alegre, uno triste y uno agresivo. Pero si miramos en detalle veremos que hay gente que tiene tendencias a comportarse de igual manera siempre que toma. Y eso es lo que pasaré a clasificar a continuación. Sin más vueltas, a los perfiles.

El Borracho “Flash Dancer”, este individuo, minutos después de ingerir cantidades titánicas de alcohol procede a bailar como un desaforado. Eso no sería tan grave, sino fuese por el hecho de que su coordinación psico-motriz está un tanto defectuosa. Primero y principal, baila completamente fuera del ritmo de la canción, repitiendo pasos constantemente. El espacio necesario para bailar que precisa es 5 veces mayor que el de una persona en estado sobrio, puesto que con cada paso, se desplaza de unos 5 a 10 mts de su posición inicial. Por lo general golpea y empuja gente con un promedio de 3 por canción. Después de algunos temas, suele terminar casi en el piso, agarrado de la ropa de alguno que esté cerca. Esta borrachera tiene los efectos secundarios, que pasada la misma, duele el cuerpo como si hubiésemos peleado 8 rounds contra Tyson, gracias a los golpes, caídas, y pasos extravagantes que hicimos y por el alcohol no nos dolieron.

El Borracho “Bella Durmiente”, este singular ejemplar, suele, después de tomar sus dosis respectivas de bebida, sentarse en algún rincón, generalmente al lado de un parlante, y ponerse a dormir. Uno le puede pegar, gritar, bailar encima, sacarle las cosas de los bolsillos, que este tipo no dará noticia de estar vivo. Después de varios intentos, podés lograr despertarlo, a lo que se encontrará todo babeado, con la ropa pisoteada y con que son las 6 a.m. y están cerrando el local, a lo que pondrá cara de sorprendido como diciendo ya nos vamos??

El Borracho “Encareitor 7000”, a este el alcohol le pega tan fuerte, que le hace pensar que no hay mujer que se le pueda resistir en todo el lugar. Va una tras otra, agarrando, chamuyando, tirando 1 o 2 líneas, siempre las mismas. Pero mientras lo hace, se va de lado o tambalea, delatando su condición y provocando la huída de las mujeres. Pero sin embargo no se rinde, y sigue en su cacería, encarando hasta las que están bailando con otros y a los más osados los he visto detener una transa entre dos, para meter una línea. Estos, 1 de cada 5 veces terminan en una pelea por encarar propiedad ajena.

También esta el famoso “Parlo-Matic” o “Te quiero mucho”, estos con el alcohol y la bebida, se sensibilizan, y quieren a todos. Piden perdón por las cosas que te hicieron, desde cagarte una novia que tu ni sabias, hasta por haberte roto un juguete cuando tenían 6 años. El tipo te abraza, te dice lo importante que eres para el, y que lo perdones. Generalmente pide un abrazo, y se pone contento, después de unos minutos busca a otra víctima con quien disculparse. De todo hace un drama también, si te pisa, aunque no te conozca, te pide disculpas en 4 idiomas diferentes, y comienza a hablar sobre porque te pisó y los caminos del destino, delirando por más de 40 minutos, en los cuales no te permite escapar, pero si lo lográs, él seguirá hablando solo, hasta terminar su idea, para darse cuenta de que no hay nadie con el.

En el caso de las mujeres es común el pedo o la borracha “Más Fácil que pegarle a un ciego”, a veces el alcohol afecta las hormonas de estas señoritas, haciéndolas de fácil convencimiento. Parten desde las que están re fiesteras y bailan con todos, franeleando, y tratando de esquivar los rostros de los buitres que atacan sin piedad, pero sus reflejos entumecidos no ayudan y se comen más de un beso y una mano sin permiso. Otras se limitan a sentarse al lado de uno, en un estado de catatonía, al que uno empieza por tocar con un dedo el brazo, y viendo que no responde, prosigue con el manoseo, dándose cuenta de que no reacciona los mas desalmados hacen desastres de estas pobres srtas.

Otro pedo muy de mujer es el que se denomina la borracha “Histerico-Maniak”, estas por alguna razón, se ven afectadas con un mal humor e histerismo incontenibles. Hace falta que les pidas fuego solamente, para que te griten, insulten, empujen y se vayan a paso apurado a otro lado. Guarda con tratar de sacar a bailar a una de estas, puede ser perjudicial para la salud, ya que son propensas a las bofetadas.

Por último el tan conocido, y asumido por ambos sexos, el “Kebreitor”, estos directamente, han consumido una cantidad tan grande y una calidad tan baja de alcohol, que buscan el lugar menos indicado y lanzan todo el contenido de sus tripas. Después de eso, quedan en un estado tipo Zombie, y deambulan por el lugar, chocando con personas y objetos, con la cabeza colgando hacia abajo, a veces chorreando baba, o agua, ya que alguien tuvo la gentileza de meterlos bajo la canilla del baño. Estos generalmente después de un rato, suelen tirarse en algún lado y asumir el pedo “Bella Durmiente”.

Volver a Relatos, bromas y moralejas de humor


Video chat gratis